Cervezas artesanales de verdad… ¿hay de mentiras?

El 9 de octubre, la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex) presentó la campaña ‘Artesanales de Verdad‘ con el objetivo de acercarse al consumidor que aún no conoce, o no tiene claro, el concepto de cerveza artesanal.

Lo primero que podría pensar uno de estos consumidores al escuchar ‘artesanales de verdad‘, sería: ‘¿Hay de mentiras?‘… 🤔

Y sí, algo hay de eso, así que aquí te explicamos un poco de lo que hay detrás de esta campaña.

Orígenes y primeros obstáculos

Desde que a mediados de los 90 surgen las primeras cervecerías artesanales en México para ampliar la oferta y calidad de estilos de cerveza, e impulsar una mejor cultura cervecera, éstas se han enfrentado a obstáculos importantes como:

  • Acceso a insumos de mayor calidad que en general no se producen en México
  • Mayor costo de insumos al tener que importar la mayoría de éstos y estar sujetos a variaciones en el tipo de cambio
  • Una mayor carga fiscal generada por el IEPS
  • Acceso a puntos de venta por contratos de exclusividad de las grandes cervecerías

Y estos obstáculos generaron un gran reto:

  • Convencer al consumidor de adquirir un producto cuyo precio es considerablemente más alto que el de una cerveza industrial, y radicalmente distinto a lo que tenía acostumbrado tomar

A pesar de esto, la industria de la cerveza artesanal ha venido creciendo exponencialmente en los últimos años, y hoy existen poco más de 600 cervecerías formales que abarcan casi el 1% del mercado. 😃👏

La rebanada de las grandes

Este crecimiento hizo que las grandes cervecerías, que por años habían ignorado la cultura cervecera (porque no era negocio), y que se habían enfocado únicamente en producir cervezas de bajo costo y alta rentabilidad, de pronto se interesaron en este segmento.

Sin embargo, no era tan sencillo incursionar en él, ya que para sus dimensiones no son rentables las cervezas cuyo costo de producción es más alto, y que no tienen un desplazamiento en el mercado tan rápido como el de sus marcas tradicionales; además del tiempo que tomaría construir y posicionar una nueva marca en el mercado alrededor de productos muy distintos a los que solían ofrecer.

Así que para simplificar su acceso a este creciente segmento, las grandes cervecerías simplemente compraron cervecerías artesanales que ya contaban con un volumen importante de producción, y sobre todo, reconocimiento por parte de miles de consumidores. 😑

Competencia dispareja

Al momento de ser adquiridas, estas cervecerías se olvidan de los obstáculos, y acceden a una cadena de valor y de producción que les permite fijar precios muy por debajo de lo que las cervecerías artesanales de verdad pueden ofrecer. También, acceden a una red de distribución y comercialización mucho más amplia y rápida, no sólo a nivel nacional sino internacional, y por supuesto, a la maquinaria de mercadotecnia de los grandes grupos cerveceros. Y a pesar de acceder a todas estas ventajas, se siguen comercializando como “artesanales”.

Lo anterior se traduce en que el consumidor que está explorando esta nueva cultura cervecera, llega a un supermercado o tienda de conveniencia, y se encuentra cervezas artesanales de verdad a un precio promedio de $40 pesos, y las otras, a un precio promedio de $20. La decisión final suena lógica si no se percibe un mayor valor agregado en las primeras. Y lo mismo se repite en centros de consumo como bares o restaurantes.

Características y normas

Al iniciar esta competencia dispareja, las cervecerías artesanales de verdad han buscado que las adquiridas no puedan promocionarse como artesanales. Para esto, Acermex definió tres características que definen a la categoría:

  1. Pequeña: su producción anual no excede el 1% del mercado nacional (actualmente serían alrededor de 110 mil hectolitros anuales)
  2. Independiente: ninguno de los grandes grupos cerveceros posee más del 25% del capital social de la empresa.
  3. Tradicional: en su elaboración se emplean los cuatro ingredientes básicos de la cerveza (malta, lúpulo, levadura y agua), y cualquier otro ingrediente será con la idea de enriquecer la bebida, más no abaratarla.

Y al mismo tiempo presentó el sello Acermex, que es un distintivo que certifica que una cerveza cumple con estas características.

Pero el sello y los criterios no tienen validez oficial. Para que la autoridad de competencia (Cofece) pueda intervenir e incluso sancionar, se requiere de una norma oficial que defina a la cerveza artesanal, tema que lleva varios años en la agenda de trabajo de la asociación.

Mientras tanto…

En lo que se concreta o no la norma, Acermex y sus poco más de 100 afiliados lanzan la campaña ‘Artesanales de Verdad‘, para comunicarle de primera mano a los nuevos consumidores, el esfuerzo, la dedicación y la calidad del trabajo que hay detrás de una verdadera cerveza artesanal, además de clarificar mitos importantes como la de la diferencia de precio entre unas y otras.

El objetivo es que aquel consumidor que llega al anaquel de cervezas de un supermercado, o a un centro de consumo, no considere únicamente el precio como factor de compra de su cerveza, sino que valore otras cualidades como:

  • La historia del emprendedor y su negocio
  • El proceso de producción
  • La calidad de los ingredientes
  • La relación de la cervecería con su comunidad
  • La importancia que le dan a la educación del consumidor
  • Su trabajo por impulsar una mejor cultura cervecera
  • Los nombres y diseños de las etiquetas que buscan homenajear o proyectar un ‘algo’ de nuestro país, etc.

Bebe local

Si eres de los que valora todo lo anterior, y quieres apoyar a este creciente grupo de emprendedores, nosotros te ayudamos a encontrarlos:

  • Centros de consumo: encuentra cervezas artesanales en más de 400 negocios especializados (o con una importante oferta de ellas) por todo México.
  • Turismo cervecero: cada vez son más cervecerías artesanales las que te abren las puertas para que conozcas sus instalaciones, procesos, historia, etc.
  • Agenda de festivales y eventos: cada semana encontrarás diversidad de eventos cerveceros, desde catas y maridajes, hasta los grandes festivales de cerveza, pasando por ocasionales eventos deportivos, culturales y a beneficio de causas locales.
  • Cerveza a domicilio: hay una veintena de pequeños negocios por todo México que te llevan cervezas artesanales a la puerta de tu casa… u oficina.

Corre la voz

Ahora que ya sabes de qué se trata una cerveza artesanal de verdad, explícale a tus conocidos, amigos y familiares cada vez que veas que tienen alguna duda o confusión. Conoce otros mitos y realidades de este debate para que puedas informarlos de manera más completa, y al final, que cada quien decida. 😉

 

Por Edgar Váquez – Editor General